domingo, 29 de junio de 2008

"Una noche, hacía ahora 2 años, había visto claro lo que sería su próximo proyecto transpoético. Se trataba de concebir una novela, más bien un artefacto, hasta entonces nunca visto: tomándo únicamente los inicios, los 3 o 4 primeros párrafos, de novelas ya publicadas, tendría que ir poniéndolos unos detrás de otros, haciéndolos encajar, de manera que el resultado final fuera una nueva novela perfectamente coherente y legible. Así, comenzar con las primeras líneas de Frankenstein de Shelley, y seguir con el arranque de Las partículas elementales de Houllebecq (sic), y a éste, pegarle el primer fragmento de La ciénaga definitiva de Manganelli, y a éste, Atrevida apuesta de Corín Tellado, y a éste, Sobre los acantilados de mármol de Jünger, y a éste, Mi visión del mundo de Albert Einstein, y recorrer así más de 200 títulos de la literatura universal, La Divina Comedia incluida, para terminar con "en un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme"."

Nocilla Experience, Agustín Fernández Mallo, p. 74

Suena a Campamento Oulipiano de Verano o no?

Antártica

5 comentarios:

marta polbín dijo...

Ole, Antar, habrá que empezar a plantearse incluir a Fernández Mallo en el grupo de los plagiarios autobombástios por anticipación... Por cierto, espero poder conocerte en el inminente congreso autobombástico que se avecina!
M.P.

filibustera ten quidado dijo...

Me niego a leer entrada antartica alguna a menos que la susodicha considere oportuno adoptar algun anagrama (revéase la magnífica retahíla que propuso el Ogro en comentarios anteriores)!!
Por cierto, interesante hallazgo...

Anónimo dijo...

Me sumo plurilateralmente a la propuesta anterior...

Anica Ratt dijo...

¿Es así como me prefieren?

Anónimo dijo...

pseee...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.