jueves, 26 de junio de 2008

Nueva crónica deportiva

Siguiendo el ejemplo iniciado con la reciente crónica escaquística, el anagramático Pere Rovira (no confundir con su homónimo de carne y hueso) se atreve con una crónica del partido Alemania-Turquía de las semifinales de la Eurocopa 2008. Prepárense para disfrutar de la heroica gesta (no consumada) del redivivo imperio turco...

amigos, amigas

el partido comenzaba con turquía poniéndose por delante en el minuto 20 de partido. en ese momento, me encontraba en el bar pic-zas, yo solito, rodeado de turcos y turcas despampanantes. a ambas paredes del bar, gigantescas banderas turcas colgaban exultantes. bajo el televisor otra banderilla con la media luna.

y el rugir de estambul. los turcos no paran de cantar, botar y volver a cantar, y mover sus manos en un conjuro continuo, cuál brujos. reiros de nuestros amuletos y danzas, estos turcos saben cómo se endereza un partido.

pero apareció schwasteiger con un sutil toque a pase de podolski. 1-1 en el marcador y al descanso. los turcos habrán chutado como 20 veces, un palo y un larguero incluídos. los alemanes 1 vez, y el empate en el marcador.

empieza un segundo tiempo de infarto. sigo en el bar turco. ha ido llegando más gente, y estamos que no cabemos. a mis pies se han sentado dos turcas encantadoras, de vez en cuando rozo sus cabellos con mis rodillas.

pasan los minutos, turquía lo intenta con toda su alma, los alemanes esperan, un poco más señores del partido, pero acojonaos ante el empuje otomano. pero klose es mucho klose, y rustü la caga de nuevo, tragándose una pelota totalmente inofensiva, y regalando el gol al gigante germano. ruge austria con voz alemana, y en el bar los turcos se retuercen entre gruñidos de dolor.

Fatih Tarim enloquece en la banda. literalmente. pega un grito descomunal con los brazos en el aire, y todos los turcos del bar responden con una consigna. de repente, comienzan a mover sus brazos en horizontal, con un tembleque que acojona, y yo decido unirme al ritual. reptimos al unísono "Kazim Tarim! Kazim Tarim! Kazim Tarim".

estoy loco, este mantra me ha embaucado, y ya no veo nada más que el careto de Fatih Tarim en el cuerpo de Kazim Kazim. corren por todo el bar, cantando canciones ancestrales, y el aire se impregna del aroma de estambul.

y llega el empate en el minuto 84. turquía lo ha vuelto a conseguir, el efecto Kazim Tarim ha funcionado. estos tíos son unos genios, los brujos que necesita gayrdiola. pienso pedirles el teléfono al terminar el partido, tenemos que ponerles en contacto con la porta. ni adebayor ni mierdas.

turcos de pura cepa, auténticos. turcos de verdad. turcos como las nenazas que lloran al terminar el partido, porque Alemania ha marcado el 3-2 en el minuto 90. el puto lahm.

turquía ha perecido.

la alemania de michaela ballack ha pasado como siempre pasa: apenas tres ocasiones ha tenido, tres goles ha metido.

7 comentarios:

el ogro dijo...

Bueno. Hay una crónica más triste que esta. Será la del domingo en partido contra eel insigne equipo de nuestro estado-nación. Parafraseando a Ortega (¿era Ortega verdad?) diremos que la historia más triste es la de España, porque siempre acaba mal.

fruitman dijo...

yo creo que podemos

no era Gil de Biedma? dijo...

celebro la vuelta de este cronista a los pagos autobomberos.

rotura dijo...

esto es triste de cojones...sì...¿por què no hacemos una gaceta de deportes?...¡uy!perdòn!querìa decirlo!...sin ànimo de ministerio de defensa ni de real academia...

alt i tot dijo...

1. abrumado estoy por el estéril y bello sudor turco
2. estoy del podemos...nadie oye el matiz concesivo cuando lo canta, y se inclina por el aburrido presente de indicativo. Podemos gritar, podemos ganar, podemos poder, porfavor? tanta fragilidad se cuela en la palabra y la desordena (pomo sed) y apenas rompe media serifa y un puente de m...nos encontramos con lo que es: sed porno.
3. el sol, el sol, en la cabeza

Antartica dijo...

Estoy verdaderamente extasiada. Me congratula sobremanera que este blog incluya una crónica literario-deportiva. Sin armarios. Sin complejos. Vaya, que podemos.

Anónimo dijo...

Refrescantes, veraniegas y frutales palabras turcomanas quedan ya para los anales del autobombismo...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.