jueves, 29 de noviembre de 2007

Tres Escenas de nuestro tiempo. Capítulo !!

Sacas una pila de libros de la mesa y empujas las demás hacia la derecha ocultando el hueco que has creado. Buscas el espacio con mejor ángulo de visión desde todos los puntos de la librería. Paseas desde diversos rincones para apreciar mejor el efecto visual. No convencido ajustas los espacios, empujas unas pilas hacia la derecha, después hacia la izquierda, otra vez a la derecha para volver a dejarlos como estaban en un principio. Alguien te llama desde el mostrador y vas hacia allí. Discutes con tu compañera sobre la necesidad de devolver ese libro que lleva meses sobre la mesa sin que nadie salvo vosotros parezca haberse percatado de ello. Se escucha una voz que grita desde la entrada: "¡Vendidos!" Al mirar hacia allí veis un tipo que lanza un artefacto rojizo que comienza a volar hacia vosotros. Con las bocas abiertas y los miembros paralizados seguíis la trayectoria del objeto que sobrepasa vuestras cabezas en vuelo a cámara lenta para ir a dar justo a la mesa que intentabas ordenar. Sin atreveos a volver la vista encogéis los hombros sobre el cuello, de modo instintivo. Ponéis todos los músculos en tensión y , en perfecta sincronía, os lleváis las manos a los oídos esperando la deflagración. Lamentablemente no llega, no: un ridículo sólo observado por una inane lata de refresco que vomita su contenido sobre el libro.

El Ogro del Sí, patrocinado esta vez por una marca diferente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ya era horaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Rotura D. dijo...

jo...todavìa tengo las manos en las orejas...¿ha explotado ya?...¿a alguien le hicieron daño los cristales?

zoorrón desprevenido dijo...

¡Ogro mío! Por fin cojo aire, con la tensión el bombín se me ha quedado ajustado a la cabeza a modo de chichonera, después de esto ya no tengo miedo de darme con los libros en la testa.Y yo que pensaba que mis tácticas robatorias eran sofisticadas... ¡¡te creo!!

zozobra dijo...

He estado pensando en dependientas (feo nombre) que hacen arder los maniquies de sus escaparates. Mmmmm... qué delicia de llamas....

la librera polbina dijo...

Se lo pienso enviar a mis compis de la librería cuando me largue de aquí a final de año... (Siempre que su autorría me lo permita claro.) Bueno, os dejo, que tengo que colocar algunos libros a ver qué pasa... ;-)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.