lunes, 5 de noviembre de 2007

Lecturas regaladas A.B


No sé quién dijo, y tampoco importa, que el Quijote debía ser leído antes de los treinta. Corrijo esta setencia equivocadamente lapidaria -y añado: hay obras que sí deben ser leídas durante nuestra larga vida autobombástica.

1r ejemplo:
___________

"[...] ¿ Terremotos en Japón, hambrunas en China, revoluciones en México? No hay por qué preocuparse, la leche estará en el umbral de la puerta mañana temprano y el New Statesman saldrá el viernes. Las ciudades industriales, una mancha de humo y miseria oculta por la curva de la superficie terrestre, quedaban lejos. Allí, en el sur, Inglaterra seguía siendo la que había conocido en mi infancia: las zanjas de las vías del ferrocarril cubiertas de flores silvestres, las onduladas praderas donde grandes y relucientes caballos pastan y meditan, los lentos arroyuelos bordeados de sauces, los pechos verdes de los olmos, las espuelas de caballero en los jardines de las casas de campo; luego la serena e inmensa paz de los alrededores londinenses, las barcazas en el río fangoso, las calles familiares, los carteles anunciando partidos de críquet y bodas reales, los hombres con bombín, las palomas en la Plaza de Trafalgar, los autobuses rojos, los policías azules... todos durmiendo el sueño muy profundo de Inglaterra, del cual muchas veces me temo que no despertaremos hasta que no nos arranque del mismo el estrétipo de las bombas."


[fragmento de Homenaje a Cataluña, de G. Orwell]

8 comentarios:

El Pioje Republicano dijo...

Gracias Polbina por tamaño regalo. La lectura ha sido frenética y sarnosa pues no sabía que mis antepasados (todos los piojos inmundos de la guerra) estaban atrincherados con Eric Arthur Blair.

Anónimo dijo...

"los hombres con bombín" ...

Os leo, (auto)bomberos.

George Ogrwell dijo...

En efectus. Aceptaremos George Orwell como precursor (auto)bombástico. Yo aún no lo he leído pero como dijo aquella: "tomo di nota"

Anónimo dijo...

wof wof

rotura quiere màs royura

Anónimo dijo...

saludos anónimo que dius...nunca nadie vio, hasta el día de hoy, que detrás de nuestros bombines se encondía el más sexi yelmo rojo de los auto-bomberos.
leli

polbina also republican dijo...

Gracias a ti pioje por ser tan pioje y saber detectar dónde está la buena cita! Y desde luego, Ogrwell, digo Orwell, estaba entre nuestros albaceas desde aquella iniciática rebelión geriátrica en la granja parnásica del ático casanóvico (I like the esdrujulism, you know?)... Saludos autobombásticos a los frecuentadores blóguicos!

Pioje aclaratis dijo...

la foto (de calidad atómica) es el teatro Poliorama de las ramblas de Barcelona, en cuyo torreón G. Orwell se apostó durante días esperando... quizá la caída de las venideras bombas.

de ahí el intento fotográfico, pero la farola (de rotura) no dio el resultado esperado, o quizá ahora un poco sí?

Anónimo dijo...

aahhh, ahora lo pillo, los bombines, China, bomba, ...es broma pioje, me va agradar molt.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.