viernes, 9 de noviembre de 2007

Tres Escenas de Nuestro Tiempo. Capítulo !

Los turistas se encontraban mirando la fachada anterior de la Sagrada Familia, la que muestra la Anunciación. Un viejo del lugar con un saco al hombro se acercó a ellos y les dijo: "¿Alguna vez le han visto los huevos a un santo?" Los turistas se quedaron perplejos ante la desfachatez del tipo, más por el exceso de confianza que por sentirse realmente insultados. "No, ¿verdad? - continuó el viejo lanzando una carcajada sarcástica. Mirad ahí arriba, Santiago, justo entre San Juan y San Mateo". Las figuras estaban colocadas de tal modo que se veían sus patrísticas nalgas y los turistas no pudieron sino reír cuando comprobaron que la figura del santo tenía, efectivamente, dos redondas protuberancias colgando de las que los otros carecían. "¡Ja! Joputa el Gaudí, ¿eh? decía que de todos estos cabrones sólo uno tenía huevos". Mientras decía esto el viejo miró con horror tras de los turistas que empezaron a correr como alma que lleva el diablo. Un coche descontrolado sin conductor visible se dirigía hacia ellos. Alentados por los gritos, en dos segundos los cientos de turistas que se encontraban en esa fachada de la iglesia huían despavoridos dejando tras de sí un rastro de carritos de niño, chaquetas desvalidas y algún zapato huérfano por el suelo. Muchos se lanzaron al vacío sin motivo aparente. Otros permanecían ocultos, parapetados, esperando algo terrible por suceder. El coche fue a dar contra el bordillo de la acera y lo superó. Arrasó un puesto de castañas que se encontraba cerrado y fue a dar contra la valla metálica que cercaba el edificio. Nadie volvió la vista atrás.
Por esa razón nadie pudo ver al vendedor de castañas llorando junto a los restos de su puesto, maldiciendo su suerte y a todos los santos, por no haber puesto el freno de mano.

El Ogro del Sí, patrocinado por "Cervezas La Mezquita".

5 comentarios:

tirano avernal dijo...

¡Olé tus bombines Ogro! Por mi ya que algo tiene que caer, porque parece que caer caerá, que caiga la que puestos a no tener no tiene cojones, ni caras ni puta gracia.
edicto zarino a ejecutar por Hereu

pioje crashed tram lookin at... dijo...

Sacrílego, Gaudí, mira que ponerle "patrísticos"...
Quizá deberíamos hacer una encuesta a todos los peregrinos compostelanos y puedan resolvernos algo de estas bellas estamp(id)as cotidianas...

Rotura D. dijo...

eso eso...eh?!y los egipcios...los egipcios què!!eh?!...vamos hombre del wonder-ra...en fin, què se le va a hacer a estos australianos convictos.
Himen.

el filólogo inocente dijo...

¿Alguien sabe qué significa en castellano antiguo "uebos"? Pues viene del latín "opus", es decir "necesidad, cosa necesaria". Así, "uebos avemos" significaba "necesitamos". Creo sinceramente que esto da una interpretación totalmente nueva al texto del Ogro. ¿No os parece?

Havemus uebos dijo...

más grande que el cielo

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.