viernes, 18 de julio de 2008

Propuestas congresiles lúdicofestivas et al.

Aunque solo sea para darle un poco de vidilla a este blog que lleva más de una semana catatónico, aquí van un par de propuestas autobombásticas.
La primera, para ir animando ese congreso-despedida que se avecina y se augura antológico (perdón, autológico). Algunos de vosotros sabéis de mi afición por un film para mí mítico, como es El gran Lebowski, de los hermanos Cohen; pues bien, hoy aparece un artículo en EP3, titulado "Todos somos Lebowski", en el que se explica que desde hace varios años un grupo de frikies celebra el Lebowski Festival, en donde (como si de un nuevo Rocky Horror Picture Show se tratara) los asistentes se relacionan entre ellos a base de frases extraídas de la película y siguiendo una filosofía que ellos llaman "el notismo" (de El Nota, protagonista del film interpretado por un fantástico Jeff Bridges). Pues bien, propongo que durante el congreso (si los recursos lo permiten, y al igual que en otras ocasiones se ha hecho con otros films de culto) se proyecte ininterrumpidamente la película y que nos dejemos imbuir del espíritu notista...
Y la segunda, para continuar con el estrepitoso fracaso de los "Campamentos oulipianos de verano (y 2)", propongo la creación colectiva (a ver si a alguien le pica el gusanillo) de lo que podríamos llamar una "bola de nieve palindrómica". Se trataría simplemente de ir construyendo un palíndromo colectivo, alargándolo por ambos extremos, pues en el centro se encuentra ya el punto de inflexión (es decir, el punto central a partir del cual se van repitiendo las mismas letras a izquierda y derecha). Me explico con un ejemplo que podemos usar para ir construyendo la bola de nieve palindrómica (o si alguien prefiere iniciar otro que lo haga):
Primero escribí "Abomino, pero paso cada cosa por epónimo ba[nal]". La 'd' de 'cada' es el punto de inflexión. Luego, alargando por ambos extremos, llegué a: "[Pe]rsona mala, deshaz a la fémina Li su plan. Abomino, pero paso cada cosa por epónimo banal, pusilánime falaz... ¡Ah, se da la mano, Sr.!". Para acabar más tarde así: "Cita: paso terreno para Paco. Persona mala, deshaz a la fémina Li su plan. Abomino, pero paso cada cosa por epónimo banal, pusilánime falaz... ¡Ah, se da la mano, Sr.! Época para poner retos apátic[os]". En fin, una gilipollez como cualquier otra, pero muy apropiada para este verano que nos tiene aletargados.
¡Salud y autobombo, camaradas! Y no olvidéis que Marta Polbín os echa de menos...

4 comentarios:

seguid por ahí dijo...

...s...

2 dijo...

...el oso le...

3 dijo... dijo...

Etemer el oso le remete

donde dije digo dijo...

...Le debe temer el oso. Le remete, bedel...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.